Eres todo lo que soy y lo que quiero ser.

Páginas vistas en total

domingo, 28 de julio de 2013

miércoles, 3 de octubre de 2012

Es mi forma de parecer fuerte.

Supongo que la pregunta en un día como hoy sería: ¿por qué estás borde? 
Y la respuesta, la verdad, pienso que es bastante sencilla: porque siempre ha sido mi escudo en esos días en los que no me siento tan bien, en los que me siento más frágil, vulnerable e indefensa ante todos los problemas que me rodean, es mi forma de parecer fuerte, o menos débil, porque fuerte tengo claro que no lo soy, es mi forma de decir: échame toda la mierda que quieras que yo soy más fuerte que nadie y a mi nada me afecta. Pero, en realidad... es todo lo contrario. 

martes, 25 de septiembre de 2012

Cuando sientes que sobras y que ya no tiene sentido tu presencia allí, porque aunque aquella sala siga teniendo el mismo aspecto que tenía hace años cuando era tu casa tú ya no lo ves igual, ya no te sientes protegida entre esas cuatro paredes que antes te convertían en la persona más feliz del mundo, ahora ya ni siquiera tiene sentido estar allí, y entonces es cuando intentas buscar el por qué de las cosas, y miras al pasado y te das cuenta de que tú ya no eres la misma. Y no te crees capaz de volver a serlo, te das cuenta de que el pasado no vuelve, y quizás ya no te quede mucho más que hacer para volver a ser la de antes en ese lugar, y empiezas a pensar que es hora de marcharse de allí.
Y es que parece mentira, aquí estoy otra mañana más metida en la cama mirando hacia la puerta esperando que de un momento a otro se abra y aparezcas tú, como hace tiempo, y te acerques y me des los buenos días acompañados de un beso, y justo entonces saber que sí, será un buen día.

Que sueño contigo hasta en mis siestas de 20 minutos;

Al escuchar el despertador me pregunto una vez más cuál será el día en que por fin al despertarme el haber estado abrazada a ti toda la noche no haya sido solo un sueño; y escuchar tu voz en mi oído dándome  los buenos días y al abrir los ojos y verte darme cuenta de que realmente son buenos porque te tengo a ti a mi lado.
Y es que a decir verdad me despierto abrazada a un hueco vacío todas las mañanas.