Eres todo lo que soy y lo que quiero ser.

Páginas vistas en total

miércoles, 3 de octubre de 2012

Es mi forma de parecer fuerte.

Supongo que la pregunta en un día como hoy sería: ¿por qué estás borde? 
Y la respuesta, la verdad, pienso que es bastante sencilla: porque siempre ha sido mi escudo en esos días en los que no me siento tan bien, en los que me siento más frágil, vulnerable e indefensa ante todos los problemas que me rodean, es mi forma de parecer fuerte, o menos débil, porque fuerte tengo claro que no lo soy, es mi forma de decir: échame toda la mierda que quieras que yo soy más fuerte que nadie y a mi nada me afecta. Pero, en realidad... es todo lo contrario. 

martes, 25 de septiembre de 2012

Cuando sientes que sobras y que ya no tiene sentido tu presencia allí, porque aunque aquella sala siga teniendo el mismo aspecto que tenía hace años cuando era tu casa tú ya no lo ves igual, ya no te sientes protegida entre esas cuatro paredes que antes te convertían en la persona más feliz del mundo, ahora ya ni siquiera tiene sentido estar allí, y entonces es cuando intentas buscar el por qué de las cosas, y miras al pasado y te das cuenta de que tú ya no eres la misma. Y no te crees capaz de volver a serlo, te das cuenta de que el pasado no vuelve, y quizás ya no te quede mucho más que hacer para volver a ser la de antes en ese lugar, y empiezas a pensar que es hora de marcharse de allí.
Y es que parece mentira, aquí estoy otra mañana más metida en la cama mirando hacia la puerta esperando que de un momento a otro se abra y aparezcas tú, como hace tiempo, y te acerques y me des los buenos días acompañados de un beso, y justo entonces saber que sí, será un buen día.

Que sueño contigo hasta en mis siestas de 20 minutos;

Al escuchar el despertador me pregunto una vez más cuál será el día en que por fin al despertarme el haber estado abrazada a ti toda la noche no haya sido solo un sueño; y escuchar tu voz en mi oído dándome  los buenos días y al abrir los ojos y verte darme cuenta de que realmente son buenos porque te tengo a ti a mi lado.
Y es que a decir verdad me despierto abrazada a un hueco vacío todas las mañanas.
Cambiar es la constante en la vida de mucha gente. Sin embargo, por mucho que nos empeñemos, algunas cosas nunca cambian y nos persiguen de por vida. Hay cosas que es mejor asumir y aprender a vivir con ellas para poder prestar atención a aquellas cosas que si pueden cambiarse. Curar un músculo que lleva tiempo dañado cuesta más que curar una contractura reciente. Lo mismo pasa con las personas. Cambiar algo que forma parte de nuestra vida desde hace mucho, duele. Entonces, a pesar de ese dolor, ¿por qué nos empeñamos tanto en cambiar? Muchas veces son las personas que nos quieren las que nos recuerdan lo que realmente queremos ser y nos empujan al cambio. Otras veces elegimos cambiar porque tenemos miedo a estar equivocados y perpetuarnos en el error o porque sabemos que cambiar es la única manera que existe para dejar de sufrir. 
Yo antes era diferente. Supongo que más feliz. Sin duda era más joven, más optimista y, sobre todo, menos resentido, pero es que antes no me habían pasado algunas cosas. Es el tiempo el que me ha cambiado. Nadie me preguntó jamás si yo quería cambiar, si quería ser lo que soy. La vida decidió por mí. La pregunta es: ¿puedo cambiar yo mi vida? Quiero cambiar, sí. Desearía retrasar mi reloj y regresar a ser el que era hace diez años. Pero si algo he aprendido gracias al tiempo es que la mayoría de las veces no es suficiente dejarnos la piel en el intento porque muchas cosas no cambiarán. Por mucho que lo deseemos... Cambiar está sobrevalorado. Lo que de verdad tiene mérito es asumir que eres como eres y soportarte todos los días. Asumir que tu vida es la que es e intentar hacerlo lo mejor posible porque hay algunas cosas que no cambian por mucho que lo desees. Pero, ¿qué hay de lo que sí podemos cambiar? Ahí es donde hay que dejarse la piel.
Dime si habrá algo más bonito que despertar a tu lado cada día, susurrarte que te quiero es mi particular manía. Si apareces en mis sueños, me adormeces, me meces con tus dedos, me enloqueces, eres mi única alegría. Y cada mañana pienso robarte un de tus besos, amarrado a la razón de un corazón que late en verso, regalarte amaneceres y placer en cada esquina de la cama, siempre seguirá viva nuestra llama. Eres lo mejor que tengo, lo mejor que tuve, lo mejor que tendré en esta vida, un amor que sube, llega hasta las nubes y allí vuela. Jugar a no perderte, a abrazarte fuerte, a quererte tanto que me duela. A tu lado todo es diferente, el olor de tu perfume me enamora cuando vuelves, pasear de la mano a tu lado para siempre. Decirte que te quiero, 'Te quiero' y así será para siempre, y sé que no puedo bajarte una estrella pero también sé que te voy a tratar como una de ellas. Ni te imaginas la cara de tonto que se me queda cuando leo tus mensajes y te imagino aquí cerca, y por mucha distancia que nos separe piénsalo, el corazón no cambia de opinión y si te soy sincero la mejor manera de decirte cada día que te quiero es escribiendo esta canción. Y eres tú, la única que me hace sentir vivo, que me enseñó a querer como se quiere de verdad, capaz de despertar las ilusiones y sentidos, viajar a nuestros sueños de la mano hasta el final. Eres única, la musa de mi música, princesa, saldremos adelante a pesar de los problemas, y lo que no ha separado la distancia no lo va a separar nadie, bailemos bajo la luna nuestro tema. Prefiero parar el tiempo, cambio toda una vida por un segundo a tu  lado en este cuento. Mi niña, vivo de tu sonrisa y me pierdo en tu mirada. Cada mañana me inunda tu recuerdo y quiero tenerte cerca, tan cerca que no respire, en el choque de tus labios mi boca no saldrá ilesa. A pesar de la distancia quien la sigue la consigue; déjame decirte que: buenos días mi princesa. Hoy quiero llevarte el desayuno hasta la cama, que me comas a besos, mi boca nunca se acaba, amarte hasta de madrugada, cuando escalas por mi cuerpo, gastaremos el tiempo entre las sábanas. Subir hasta la luna cada noche, quererte hasta que duela, contando las estrellas a tu lado, pensarte con los labios, dibujar corazones con tu nombre y llevarte a mi planeta de la mano. Júrame que me quieres, promete que me esperarás por siempre, que todo lo que sientes será eterno, que el miedo ya no vuelve, que sepas que nunca vas a perderme, que sueño con verte en un futuro aquí a mi lado, mariposas en el vientre, miradas que se cruzaron y acabaron de la mano sin separarse un segundo, so tiramos la toalla será pa' ducharnos juntos. 

martes, 21 de agosto de 2012

jueves, 9 de agosto de 2012

miércoles, 8 de agosto de 2012

"El futuro nunca deja de asombrarnos con nuevas oportunidades. Nunca deja de poner a prueba nuestra capacidad de plantar batalla, de volver a empezar. Nunca deja de demostrarnos que por mucho que intentemos controlarlo es impredecible. Lo único que sabemos a ciencia cierta es que todos avanzamos a un ritmo de 60 minutos por hora. Hagas lo que hagas, seas quien seas.Da igual los errores que hayas cometido o cuantas veces hayas pedido perdón. Todos avanzamos por el mismo camino y me consuela pensar que en este viaje podemos dejar  atrás los tropiezos las culpas, las caída, que mientras vamos tirando podemos trazar nuestra propia ruta y plantarle cara al futuro. Es la única manera que se me ocurre de dominarlo."

domingo, 15 de julio de 2012

Siempre he oído que todos los finales son también un comienzo, solo que no nos damos cuenta. Me gustaría creer que es verdad.

martes, 12 de junio de 2012

Prometo

Prometo ayudarte a amar la vida, abrazarte siempre con ternura y tener la paciencia que el amor exige. Hablar cuando hagan falta palabras y compartir el silencio cuando no.
Vivir al abrigo de tu corazón y llamarlo siempre hogar.



Prometo amarte locamente en todas las facetas de tu vida, ahora y siempre, prometo no olvidar jamás que este es un amor único en la vida y saber siempre en lo más profundo de mi alma que no importa cuántos desafíos puedan separarnos, siempre encontraremos la forma de volver a unirnos.
Me encanta mi rutina desde que tú y mi sonrisa os convertisteis en ella.

Algún día encontraré el principio del arcoiris

Aquella tarde caminaba por la calle cabizbaja entre un montón de paraguas que avanzaban rápidamente bajo la lluvia, mientras, ella, ajena de todo aquello, recorría la acera pensando en sus sueños, imaginando como sería su vida si todo aquello que esa misma mañana, al igual que tantas otras, había deseado se hiciera realidad. Se imaginaba trabajando en el puesto de sus sueños, recorriendo las calles de un montón de ciudades de esas a las que todo el mundo quiere ir, caminando por la arena en playas perdidas con el sol en el horizonte, y haciendo todas esas cosas que siempre le habría gustado tener. 
Y justo en ese momento, entre las nubes grises se asomó un rayo de sol que se reflejó en un charco de la calle y le cegó los ojos, levantó la cabeza y vio el sol en lo alto, y justo enfrente de ella el arcoíris más grande y perfecto que jamás había visto.
Entonces como un anhelo de todos aquellos sueños que creía nunca iba a conseguir susurró: ''algún día encontraré el principio del arcoíris'' y al mismo tiempo en ese instante, se dio cuenta de que ya tenía todo cuanto había deseado, una persona a su lado con la que compartir su vida cada mañana, con la que compartir las tormentas y hacer salir ese sol y ese arcoíris entre las nubes. 
Volvió a levantar la cabeza, y miró al cielo, pero esta vez con una sonrisa en los labios que sobresaltaba entre tanto paraguas y caras tristes. 

martes, 5 de junio de 2012

viernes, 18 de mayo de 2012


¿Ves mi sonrisa con forma de D? 
Esa sonrisa lleva escrito que nunca será igual sin ti, que nunca seré feliz sin ti.
No poder evitar llorar de alegría por tenerte en mi vida; ¿hay algo mejor?
Quince años nueve meses y diecisiete días, nunca antes había llorado de alegría, hasta entonces. Y fue justo en ese momento cuando más que nunca comprendió que jamás le dejaría marchar. 

miércoles, 16 de mayo de 2012

No sabes lo que me encanta darme cuenta, cada noche al acostarme, de que cada minuto sin ti es un minuto perdido.
Sin embargo si algo había aprendido era que no se podía atribuir una importancia cósmica a un simple acontecimiento terrenal. 
Casualidad, a eso se reduce todo. Nada más que casualidad. 
Por fin había aprendido que no existían los milagros, que no existía el destino, que nada está predestinado. Lo sabía, ahora estaba seguro de ello.
- ¿Sabes lo que jode? Darse cuenta de que todo en lo que crees es una mentira podrida. Eso jode
+ ¿A qué te refieres? 
- Ya sabes, el destino, las almas gemelas, el amor verdadero y esas memeces de fantasía y de idiotas, tenías razón, hice mal en no escucharte. 
+ No (se ríe) 
- Si, ¿por qué me sonríes? ¿Por qué me miras así? Venga. 
+ Bueno supongo que será porque estaba sentada en un café leyendo y un chico se me acerca y me habla del libro y... y ahora es mi marido.
- Ya bueno, ¿y qué?
+ ¿Y si hubiera ido a ver una peli, y si yo, no sé, hubiera ido a comer a otro sitio, y si hubiera llegado diez minutos más tarde? Estaba predestinado. Y no paro de pensar que tenías razón. Sí, es cierto. Solo que te equivocabas respecto a mi. Tengo que irme ya, pero me alegra mucho saber que te va bien. 
- ¡Espera! De verdad espero que seas muy feliz. 
En teoría la chica de mis sueños probablemente tendría unas peras que te cagas, ya sabes; tal vez otro pelo y bueno seguramente sería más deportista pero la verdad es que ella es mucho mejor que la chica de mis sueños. 
Es real. 

viernes, 11 de mayo de 2012

No tengas prisa, lleva tiempo que un corazón se derrita, pero la espera merece la pena.

lunes, 7 de mayo de 2012

- Adiós Castle 
+ Hasta mañana.
- ¿Nunca dices adiós?
+ Soy escritor, hasta mañana suena más esperanzador.

- ¿Crees que la vida tiene un plan para ti?
+ Si lo tiene no me lo ha dicho

viernes, 4 de mayo de 2012

Mira la vida como vuelve y te sorprende


Era todo cuando estaba contigo, era eso que llaman felicidad.

Era el dormirme con tu pecho como almohada, entre el calor de tus brazos arropándome, tras tu buenas noches y ese beso que tanto extraño, al igual que todos. Era despertarme a tu lado cada mañana, enredada entre las sábanas, y allí pegada a tu piel al ver tu perfecta cara de dormido con la misma sonrisa tonta que yo tenía en la mía entendía lo feliz que puedo llegar a ser. Era el morirme de frío cuando tu piel no rozaba la mía y el derretirme con una sola de tus miradas. Eran esas sonrisas y miradas de complicidad que me decían ''tranquila estoy aquí, no tardarás más de un minuto en sonreír''. Es cada uno de los momentos junto a ti que cada día más me hacen sentir que eres perfecto para mi. No me faltes nunca, porque la distancia separa cuerpos pero no corazones, y el mio es y será siempre tuyo, al igual que yo. 

miércoles, 2 de mayo de 2012

- Cambiar es bueno.
+ Sí pero no es fácil. Sé lo que tengo que hacer pero si regreso tendré que enfrentarme al pasado y llevo tanto tiempo huyendo de él.
- (le pega con un palo)
+ ¡Au! ¡Eh! ¿Por qué has hecho eso? 
- No importa, está en el pasado.
+ Sí, pero aún duele.
- ¡Oh, sí! el pasado puede doler pero tal como yo lo veo puedes o huir de él o aprender. 
(intenta pegarle y le esquiva) ¡Já! ¿Lo ves? Bien, ¿qué vas ha hacer?

martes, 1 de mayo de 2012

- ¿Podemos ayudarte en algo?
+ No, a menos que podáis cambiar el pasado.
- Venga chico, en momentos como este mi colega Timón siempre dice: 'hay que dejar lo pasado en el pasado'
-- ¡No! ¡No! ¡No! ¡Tonto!
- ¿Cómo era?
-- Yo digo: 'siempre hay que dejar el pasado atrás'. Verás chico a veces ocurren cosas malas y no puedes evitarlo, ¿verdad?
+ Verdad.
-- ¡Falso! Siempre que el mundo te de la espalda lo que has de hacer es darle la espalda al mundo.
+ No fue eso lo que me enseñaron.
-- Puede ser que necesites nuevas lecciones, repite conmigo: ''Hakuna matata''
+ ¿Qué?
- ''Hakuna matata'', osea no te angusties.
-- ''Hakuna matata'', vive y deja vivir.
- ''Hakuna matata'' vive y sé feliz
-- Ningún problema debe hacerte sufrir, lo más fácil es saber decir: ''hakuna matata''
+ ''Hakuna matata''?
- Sí, es nuestro dicho.
+ ¿Qué dicho?
-- Ninguno, no te lo he dicho
- ¿Sabes chico? Esas dos palabras resolverán todos tus problemas.



sábado, 28 de abril de 2012

domingo, 22 de abril de 2012

- Pero no prometo sonreír.
+ No es necesario.
- No, pero seria conveniente. 
+ Aveces, seguir en pie ya es bastante. 

martes, 10 de abril de 2012

lunes, 9 de abril de 2012

Porque no hay nada mejor que tenerte en mi vida.

Despertar cada mañana escuchando tu voz y no poder acostarme sin tu buenas noches. Echarte de menos a cada segundo que no hablo contigo, y cuando lo hago también. Sonreír cuando te pienso, y hacerte sonreír, no hay nada mejor. Que me encante mi rutina cuando formas parte de ella en todo momento, y hacer siempre lo posible para que eso sea así. Porque yo no necesito perderte para saber que eres lo mejor que tengo y que podría tener, porque nunca nadie me querrá tanto como tú y nunca querré a nadie tanto como a ti.
Porque me debes y te debo un "Para siempre"

miércoles, 4 de abril de 2012

Y es que lo siento no puedo evitarlo, me encantan esas noches en que antes de dormir siento la necesidad de despertarte para tras escuchar esa voz de dormido decirte que te quiero y entonces escucharte sonreír, y hacerlo yo también y así en ese momento comprender que por cosas como esta vale la pena vivir.


martes, 3 de abril de 2012

- Estoy asustado.
+ Serías un insensato si no lo hicieras. 
En los sueños encontramos un mundo enteramente nuestro





No sabes cuántas ganas tengo de volver a verte, echo de menos tus caricias y no quiero perderte, solo a tu lado soy el niño de ese cuento, voy detrás de mi princesa a despertarla con un beso. ¿Sabes? me encanta si te veo sonreír, no sabes cuánto significas para mi. Sueño con tenerte entre mis brazos algún día, no puedes imaginar, no sabes cuánto desearía volver a verte de nuevo me llenaría de alegría. Recuerdo aquellos momentos cuando a tu lado amanecía, solo contigo he aprendido a saber amar, no quiero a nadie más estoy harto de buscar, la persona que necesito sé de sobra que eres tú, ya no le temo a la oscuridad porque tu eres mi luz, 

Solo tengo que volar para llegar junto a ti, jamás yo te abandonaré y nada nos separara, tengo ganas de ti por muy lejos que estés, la luna me acompañará para poder volverte a ver.
No importa la distancia que separa nuestro amor, lo que que importa es que siempre tú tendrás mi corazón, por muy lejos que estés nuestro amor no acabará, eres la estrella de mi cielo nunca dejes de brillar. Tú, tan solamente tú, la niña de mis sueños, miedo a despertar por no volverte a ver. Me diste tu amor y pude comprender que serías solo mía, vida te amaré, te amaré, solamente te amaré, desearé que llegue nuestro momento, solamente esperaré que pase el tiempo rápido para besarte otra vez, la luna me acompañara por muy lejos que estés y es que me muero por dentro cuando a mi lado tú no estás, y es que solo hay un remedio para esta enfermedad: volar hacia a ti, por fin llegar a tu corazón, solo estamos tú y yo. 

Solo tengo que volar para llegar junto a ti, jamas yo te abandonaré y nada nos separará, tengo ganas de ti por muy lejos que estés, la luna me acompañará para poder volverte a ver. 

Suelo soñar contigo dándonos calor, besándonos lo dos, sabes que te quiero por ti daría la vida y mi vida eres tú, esta distancia que me mata de dolor, mi amor, quiero que acabe este dolor por favor, este dolor que mata por dentro, solo estamos tú y yo. 

Solo tengo que volar para llegar junto a ti, jamas yo te abandonaré y nada nos separará, tengo ganas de ti por muy lejos que estés, la luna me acompañará para poder volverte a ver. Solo tengo que volar para llegar junto a ti, jamas yo te abandonaré y nada nos separará, tengo ganas de ti por muy lejos que estés, la luna me acompañará para poder volverte a ver.


lunes, 2 de abril de 2012

La clave está en esperar
Pero claro, el que espera desespera, solo hay que saber cuándo vale la pena esperar. 
Me enseñaron que nada es para siempre y que también existen los imposibles, pero aprendí a luchar por lo que quiero y ahora aquí me tienes, mirando al pasado y aún sin creer lo que ahora veo. 
El esfuerzo mueve montañas. Ponle empeño y no te aseguro conseguirlo pero sí que será más probable. 

jueves, 22 de marzo de 2012

¿Sabes? Cuando cada noche me quedo hasta tarde pensando en ti, siempre llego a la misma conclusión: no necesito nada más si estás tú.

¿Acaso tú nunca has explotado?

¿Nunca has pasado demasiado tiempo enmascarando lo que piensas o sientes por culpa de tu vida y un día por uno u otro motivo, o simplemente porque sí ya no has podido soportarlo un segundo más sobre tus hombros? ¿Enserio nunca has explotado?
Lo siento, pero yo, SÍ.

martes, 20 de marzo de 2012

He leído en un articulo de Internet que cuando nos reímos usamos quince músculos de la cara, aunque no nos demos cuenta quince músculos se mueven a la vez. El mismo articulo decía que cuando gritamos usamos trece músculos, y cuando andamos en bicicleta nueve, al parecer cuando besamos a alguien es cuando más músculos se mueven, treinta y cuatro músculos. 
El articulo no lo decía pero existen muchas clases de besos, besos de pasión, besos de amistad, besos que no dicen nada y otros que lo dicen todo, quizá por eso un beso signifique tantas cosas, porque después de darlo no es necesario hablar, está dicho todo.


Con esta ya son 25 noches que duermo abrazada a tu cojín. Me pregunto cuántas más han de pasar para poder abrazarme a ti; echo de menos cada segundo a tu lado.
Y cada día me doy más cuenta de lo especial que eres, y de la suerte que tengo, cada vez que escucho tus 'te quiero' y sonrío por dentro, cada vez que escucho tu voz al otro lado del teléfono, cada vez que me demuestras que estás ahí para todo siempre, y para siempre.
Y sí, dirás que me lo merezco, porque he luchado por esto, pero es que desde el primer momento, solo con un 'Hola' ya sonreía como nunca, o simplemente con verte, sé que te acuerdas de esos momentos, yo con mi sonrisa de idiota observándote de lejos.
Y es que eres lo que siempre quise y nunca me creí capaz de tener, o si quiera merecer, y por eso, entre otras cosas, sé que nunca te dejaré marchar. 
Lo siento, me tendrás que soportar para siempre.

domingo, 18 de marzo de 2012

Me hubiera gustado escuchar qué pensabas cada vez que me mirabas en silencio.
Echo de menos perderme en tu mirada, entre tus brazos, y encontrarme ahí donde todo dejaba de importar, pegada a tus labios, mientras los míos dibujaban la mejor de las sonrisas. 

viernes, 9 de marzo de 2012

Al caer la noche cada uno afronta sus miedos a su manera, no crees?

La mía es abrazarme a tu cojín.

miércoles, 7 de marzo de 2012

Que yo ya no sé dormir sin un buenas noches tuyo.

Las 10 cosas que más me gustan:

1- Él
2- Quererle
3- Sus 'te quiero'
4- Sus ojos
5- Su sonrisa 
6- Sus besos
7- Sus caricias 
8- Sus abrazos
9- Yo cuando estoy con él
10- Cualquier cosa que tenga que ver con él

Gracias,

gracias por cada momento entre tus brazos, por cada beso, por cada segundo que pasé a tu lado mientras pensaba: ''yo he soñado con esto antes''. 
Gracias porque eres mucho más que un sueño hecho realidad, eres aquello por lo que tanto luché, porque aún entonces ya estaba convencida de que me merecías la pena. Hoy te quería agradecer cada una de las sonrisas que mis labios dibujan gracias a ti, gracias por hacerme feliz, gracias por estar siempre ahí. Gracias por soportar todas y cada una de mis gilipolleces, gracias por quererme a pesar de todo.
Gracias por poder llamarte amor, por ser mi amor.

martes, 6 de marzo de 2012

Un paseo por la orilla de la playa al atardecer, el sol se escondió, el reloj se paró y ahora solo estamos tú y yo caminando entre la arena con la luna llena en lo alto del cielo. Y de repente todo se detiene, tú agarras mi mano, besas mis labios y por un instante los dos formamos la mejor escena de película que jamás abría soñado, pero eso solo dura unos segundos. Luego el beso se acaba, tú sueltas mi mano y nuestras sonrisas desaparecen al igual que ese sol que se esfuma por el horizonte. Todo se acaba, y volvemos a ser como dos desconocidos caminando uno al lado del otro apenas sin saber por qué.
Solo sé que desde entonces, cada mes ese mismo día, vuelvo a la playa y al atardecer paseo solitaria entre la espuma de la orilla, con la misma canción sonando de fondo en mi mente, esperando que tal vez algún día tú aparezcas a mi lado, me agarres la mano, me des un beso y todo se vuelva a repetir, porque ahora sé que entonces no te dejaría soltar mi mano de nuevo, o no sin decirte que te quiero.

miércoles, 22 de febrero de 2012

Me encantaba cuando era suya. Cuando besaba mi sonrisa tonta. Cuando me picaba con sus chorraditas y luego lo arreglaba con un beso o una caricia.Cada palabra que escuchaba de sus labios, no hacía falta nada más para verme feliz.   Cuando me apartaba el pelo que el viento ponia en mi cara y cuando lo acariciaba. Cuando me decía que me quería y yo perdía el norte. Cuando a cada segundo que pasaba a su lado sentía que me enamoraba cada vez más de él. Cuando yo le decía ''te amo'' con voz de tonta y él respondía con una sonrisa. Cuando no podía dejar de mirar esos ojos perfectos mientras los míos brillaban. Cada segundo entre sus brazos, el calor de sus abrazos, a los que poco a poco quizás sin quererlo o quizás queriendo, me hice adicta. Sus besos y su boca, que sabía a chocolate. Cada vez que nuestras miradas se cruzaban en el aire y los dos sonreíamos, el mundo se paraba bajo mis pies y no importaba nada más. Me encantaba esa sensación, me encantaba tenerle a mi lado, ser la persona más feliz del mundo y sentir que él lo era también cuando estaba conmigo.
Echo de menos todo eso, y saber que cada vez queda menos para volver a tenerle junto a mi me hace enloquecer aún más.
Me encantan mis sonrisas de todos los días cuando él aparece, y a decir verdad, sin entenderlo muy bien, creo que, por unos instantes, me encanta hasta la sensación de vacío de cada vez que se vas, solo por el echo de que me hace saber que es todo, porque mientras eso siga así yo puedo seguir. Me encanta sentir que es lo mejor que tengo, y que soy lo mejor que tiene. Ser solo suya y que sea solo mío. Cuando me dice que soy la única, que para él no existen más. Me encanta cómo es y cómo me hace ser. Que cada canción que escucho me recuerde a él por uno u otro motivo. Pensar en él a cada momento. Dormirme abrazada a la almohada con mi cara de boba tras un buenas noches suyo y pensar que quizás él también tiene su cara de bobo.Me encanta llamarle amor. Me encanta no ser sin él. Que mi vida pierda sentido si no está y saber que nunca permitiré que eso ocurra, porque le quiero demasiado y por encima de todo eso es lo que más me encanta, quererle más cada día, aunque no sepa demostrárselo.

martes, 21 de febrero de 2012

Hace ya tiempo que me digo que llegó la hora de sacar todo lo que tengo dentro y realmente lo haría si supiese cómo, si supiese qué es. 

viernes, 17 de febrero de 2012

Solicita ayuda siempre que la necesites, no es bueno pasar los tragos sola, los malos momentos. 

miércoles, 15 de febrero de 2012

Eres taaaan...  ¿cómo decirlo? 
Aah sí, irresistible
Cada noche al abrazarme a mi cojín pienso en ti, y con mi cara de tonta creo que es imposible más, que ya has llegado al máximo, que es alucinante todo lo que consigues en mi , como me haces feliz, como te quiero, y empiezo a creer que es imposible que todo eso siga creciendo. 
Pero al final siempre pasa lo mismo.
Me levanto a la mañana siguiente aun abrazada al cojín, pensando en ti y cuando vuelvo a mi cama siempre pienso lo mismo que la noche anterior. Cada día me vuelves más loca, cada día tu perfección aumenta más y más, te superas amor, me superas.
-Bueno algo es algo. 
+¿Algo? Es más que algo, es una nueva oportunidad. 
- Dicen que no es más grande el que más tiene sino el que menos necesita.
+ Entonces yo soy millonario
- ¿Qué te hace creer eso?
+ Que yo solo te necesito a ti.

¿Sabes esa sensación de querer mandar todo a la mierda?

Pues tú eres lo único que me hace seguir. 
¿Yo? 
¿Sin ti? 
Simplemente ya no soy yo.

miércoles, 8 de febrero de 2012

A veces simplemente no puedo más, no se trata de otra cosa que de eso, no puedo, las cosas me superan y entonces simplemente me cierro en banda a todo lo demás, esperando a que llegue algo que por arte de magia me haga volver a tener ganas de levantarme y por fin consiga hacerlo, pero yo ya no salgo a buscarlo, me cansé de hacerlo, no puedo. Y lo peor de todo de cada vez que siento que no puedo es que ya ni siquiera espero realmente que aparezca algo que me reanime, dudo que otra cosa lo consiga aparte de ti, y tú simplemente no estás aquí, así que por eso lo único que hago es esperar a que las cosas se calmen un poco mientras yo simplemente no puedo sin ti. 

Porque a mi sin ti me sobra debilidad, ese es mi mayor secreto, yo sin ti ya no soy nada pero tampoco quiero serlo.

viernes, 3 de febrero de 2012

Y es entonces, cuando las cosas se vuelven realmente complicadas, cuando te das cuenta de qué es lo que importa de verdad, de quiénes importan de verdad. De quién está ahí y se da cuenta de cómo está todo, y entonces vuelves a mirar hacia atrás, vuelves a extrañar el pasado, y a sentirte solo, y una vez más casi ya sin ser consciente tus ojos vuelven a estar llorando. Lloran la pérdida de todo lo que tuviste y ya no está y mirando al presente te das cuenta de que nada volverá a ser igual y solo te queda fingir que lo asumes y tratar de ser fuerte, pero el problema es que ya te has repetido eso de ser fuerte millones de veces y aún sigues en el suelo desde la primera vez que te caíste, esperando a que cesen las palabras atacantes, el mal humor y los gritos para poder levantarte, porque mientras todo siga así simplemente tú pasas de seguir. 

miércoles, 1 de febrero de 2012

Una noche más desde el día en que ya no estás a mi lado, al llegar la hora de dormir me abrazo a mi cojín y sonrío pensando en ti. No sabes cuánto te extraño, cuánto extraño a la persona que era yo cuando estaba contigo.

lunes, 30 de enero de 2012

Me faltas,

Me faltan tus brazos, que me hacían olvidar el resto del mundo, todos los problemas, que me hacían sentir que ya podía acabarse el mundo en ese mismo instante porque a mi me pillaría abrazada ti.
Me faltan tus manos, tus ojos, esos ojos que tanto me encantaba mirar mientras se me escapaba una de mi sonrisillas. Me falta tu voz y cuando al escuchar un te quiero me volvía aún más loca. Me falta tu olor y terminar el día oliendo a ti. Me faltan tus labios, tus abrazos, tus besos que me hacían olvidar que el mundo seguía a mi alrededor, y que casi siempre sabían a tus caramelos de chocolate. Me falta tu sonrisa, que pocas veces mostrabas claramente. Me faltan hasta tus chorradas por las que me picaba como una tonta, me faltas, me falta todo de ti, me falta la mejor parte de mi, me faltan tus caricias, tu forma de tocarme, faltas a mi lado, me falta lo que era yo cuando estaba contigo. Me falta mi cara de enamorada con esa sonrisa imposible de disimular cada vez que te veía frente a mi, me falta ese miedo de vez en cuando de que al abrir la boca para hablar se me escaparan todas las mariposas de mi estómago. Me falta el sentirme la persona más feliz del mundo, aunque lo siga siendo por todo lo que ha pasado estos día. 
Me faltas, me haces falta. 

martes, 24 de enero de 2012

Se pronuncia me da igual y significa me importa demasiado.

- Olvidas algo.
+ ¿El qué?
- La sonrisa, las ganas y la confianza en ti de cuando dijiste que podías.
+ Pero es que tú también olvidas algo. 
- ¿El qué?
+ Que yo ya no soy esa persona. 

- ¿Por qué? ¿Qué ha pasado? Estoy seguro de que esa persona sigue en ti, puedes volver a ser quien eras, solo hazlo. 
+ Lo sé, puede que siga dentro de mi, y que de vez en cuando aún haga algún intento por salir, pero luego se vuelve a encerrar, poniendo cada vez más armaduras a su alrededor, hasta llegar a convertirse en quien es ahora. 
- ¿Y quién es ahora? 
+ Paso de explicar, paso de decir lo que siento, cada vez hay más armaduras a mi alrededor, paso, a partir de ahora se acabó intentar buscar explicaciones a las cosas. Las haya o no me da igual, sean cuales sean paso de ellas. Paso de todo. ¿Es tan difícil de entender?
- ¿Sabes lo que pienso?
+ ¿Qué?
- Que nada te da igual, que ese es el problema, que tras todas esas armaduras que dices haberte puesto en realidad lo que pasa por dentro es que tienes miedo, miedo de que de verdad no puedas volver a ser quien eras antes. Pero déjame decirte una cosa, conmigo a tu lado lo lograrás, yo confío en que puedes, no importa si tu no lo haces, yo lo haré por ti. Porque si a ti te pegan un tiro yo sangro. Porque si tú no estás bien yo no puedo estarlo.
+ Puede ser. Quizás ese es el problema y lo que nunca nadie es capaz de ver, que tras toda mi rabia y mis enfados lo único que hay es falta de que alguien entienda como me siento sin que haga falta que diga nada, es alguien que sea capaz de analizar más allá de lo insoportable que soy en mis momentos bordes. 
- Tú tampoco haces nada para que alguien entienda lo que hay dentro de ti.
+ Lo sé, y es que se pronuncia me da igual pero significa me importa demasiado. 
No existe nada, solo él, y lo fácil que parece a veces ser feliz. 

martes, 17 de enero de 2012

no puedo;

Sentir que no puedes, arder de impotencia por dentro mientras simplemente ves que no puedes, que no eres capaz. Y mientras, por fuera, haces todo lo posible para contener esas lágrimas que le demostrarían una vez más al mundo que eres frágil, y ocultas tu debilidad tras una cara enfadada, una patada de rabia a la pared, y con un simple 'estoy cansada' como respuesta a esa ya común pregunta de todos los días de '¿qué pasa?' intentas convencerte a ti misma de que realmente es eso, que estás cansada, y que el día que de verdad no lo estés podrás hacerlo, pero no, entonces te paras a pensar y te das cuenta de que hoy fue el día en que al despertar de un salto de la cama te habías dicho que podías hacerlo, que podrías con todo lo que se te pusiera delante, y simplemente te das cuenta una vez más de que a veces no basta con desear seguir en pie para conseguirlo. Porque una vez más has vuelto a caer, te has rendido y has tirado a la basura todas esas fuerzas que horas antes te convenciste de que servirían de algo, y vuelves a estar sentada en el suelo mirando al frente repitiéndote una vez más en tu mente que no puedes. Y es que en el fondo sabes que no puedes.

lunes, 16 de enero de 2012

Te quiero significa

Que sin ti no soy yo, que te echo de menos, que te necesito cada día, que mi sonrisa lleva tu nombre, que pienso en ti las 24 horas del día, que mi cara de boba lleva escrita un te quiero. Te quiero significa que no me importa esperar para verte, por tus besos, que sin ti la felicidad no existe, que mi vida eres tú, que me da miedo poder perderte, que cuando hablas de otra me muero de celos aunque sepa que soy la única, que sueño contigo casi todos los días, que necesito tus palabras, tu voz, tus brazos, tus besos, que echo de menos tus ojos. Te quiero significa que solo importas tú, que solo eres tú, que tengo ganas de ti, que me enamoras, me vuelves loca, me derrites, te deseo, me encantas, que soy una puta enferma mental, una adicta a ti, que eres la fuerza que me hace ser un poco menos frágil y débil, que eres lo mejor que tengo y que podría tener, que si estás tú no necesito nada más porque tú eres todo, que el tiempo se hace eterno sin ti, y que cuando te tenía delante el estómago se me  llenaba de mariposas y me moría de ganas por besarte. Te quiero significa que gracias a ti soy feliz, soy mejor, que le das sentido a todo, que el frío es no tenerte, que algún día me cargaré mi orgullo de verdad porque tú importas más que nada, que aunque puede que no lo parezca ya lo hago, ya me trago mi orgullo pero no se me da bien decir lo que siento y al final siempre la cago. Te quiero significa que las palabras se quedan cortas para expresar lo que siento, que me vuelvo loca cuando escucho un te quiero de tu boca, que te quiero, que te amo cada día más.

sábado, 14 de enero de 2012

Bienvenido a mi mayor secreto: soy débil. Realmente débil. 
Y tú solías ser mi única fuerza.

jueves, 12 de enero de 2012

Y es que las cosas solo ocurren una vez,

el tren no vuelve a pasar porque a ti se te haya olvidado cogerlo antes, o simplemente te quedases mirando como marchaba sin ni siquiera darte cuenta de que ese era tu tren. 

Porque a veces simplemente es tarde para pretender dar marcha atrás y volver a tener las mismas oportunidades que un día no supiste aprovechar. Y te das cuenta de que las cosas solo ocurren una vez, por mucho que lo desees, por mucho que lo intentes ya nada vuelve a ser igual.

miércoles, 11 de enero de 2012

Y es cierto lo sé, podría haber dicho adiós hace demasiado tiempo o simplemente desaparecer sin decir una palabra, aún así quizás lo hubieras entendido igual, hubieras entendido que tras doce meses me cansase de seguir ahí, puede ser, y no te mentiré diciéndote que no hubo días que realmente pensé en hacerlo, en marcharme sin dar una sola explicación, solo desaparecer de tu vida e intentar así que tú desaparecieras de la mía, porque sí lo hice y quizás es eso lo que hubiera salido más rentable a largo plazo, pero no. Yo elegí seguir, también sin dar una sola explicación simplemente seguir ahí, no desaparecer, que pudieses encontrarme siempre que necesitases a alguien y así conseguir con el tiempo que me necesitases de verdad, decidí luchar por lo que quería, y no arrepentirme si nunca servía de nada, porque simplemente luchaba por lo que quería, elegí aprender a esperar simplemente a base de desesperarme una y otra vez, elegí caer y levantarme siempre una y otra vez, elegí arriesgarme a sufrir, elegí asumir que quizás no ganaría nunca pero que aún así merecía la pena. Elegí quererte y luchar por ti sin ni siquiera saber como hacerlo. 
Y no tienes que darme las gracias por nada de esto porque como he dicho yo elegí hacerlo, hice siempre lo que quise y simplemente dejé un poco a un lado la razón cuando veía que vencía al corazón.
Las gracias las doy yo por enseñarme cada día a ser mejor

lunes, 9 de enero de 2012

Esperanza, te odio! Nunca sirves para nada 
Cansada de decir que puedo. Sé que solo miento al hacerlo.

Volví a caer.

Porque al final siempre que creo que no puedo seguir bajando lo único que pasa es que vuelvo a bajar. 
Y ahora ya sí, que el mundo siga ahí afuera pero olvidaros de mi, ya le cogí el gusto a esto de pasarme constantemente por los suelos, tú sigue, que yo me quedo aquí.
Que aquí la realista por mucho que se diga soy yo. Y me canse de poner sonrisas cuando me apetece llorar o de fingirme con un poco de optimismo. Ya no me queda esperanza de que las cosas vayan mejor. Se me acabó mientras solo veía como las cosas iban a peor sin ser capaz de hacer nada. 

Una vez más vuelvo a caer.

Y aquí me tienes una noche más, metida en la cama con a luz apagada mirando al techo con los ojos como platos queriendo llorar y mordiéndome el labio para no hacerlo mientras me repito una y otra vez en mi cabeza: no llores! no llores! no llores! no llores! 
Aquí me tienes una noche más, metida en la cama muerta de frío pensando en ti y en mi, echándote de menos, necesitándote a mi lado y sabiendo que nunca conseguiremos que sea así.

Echo de menos aquello que llaman felicidad;

Y es que al final siempre acabo añorando el pasado, sintiendo que antes todo iba mejor, echando de menos lo que un día tuve mientras miro por la ventana abrazando mis piernas. Extrañando los momentos en que las sonrisas eran más que un mísero escudo para ocultar mi debilidad. Echo de menos aquello que llaman felicidad

felicidad

Hoy he buscado feliz por la RAE y las dos primeras definiciones decían así:


1. adj. Que tiene felicidad.

2. adj. Que causa felicidad.


Al leer la primera me he asegurado que no soy feliz, pero tras la segunda no he podido evitar sonreír y pensar en ti. Teniendo tan solo esa definición en cuenta creo que puedo asegurar que soy una persona feliz, pero tú lo eres más, tú sí que causas verdadera felicidad. 




viernes, 6 de enero de 2012

18 motivos por los que te quiero;

Te quiero porque cuando pienso en ti es imposible no sonreír. Te quiero porque si estos ojos brillan es por ti. Te quiero porque mi sonrisa es preciosa cuando tú haces que salga. Te quiero porque contigo en mi vida me siento mejor persona y me gusta pensar que yo te hago serlo a ti también. Te quiero porque cuando estoy sin ti siento que no puedo, y tampoco quiero poder. Te quiero porque contigo los problemas desaparecen. Te quiero porque a pesar de la distancia consigues el triple de lo que cualquiera conseguirá jamás. Te quiero porque me encanta hacerlo y es lo mejor que sé hacer. Te quiero porque sin serlo para mi te convertiste en perfecto. Te quiero porque pienso en ti hasta en mis sueños. Te quiero porque por ti mato y sin ti me muero. Te quiero elegí hacerlo a pesar de todo y sé que nunca nadie te querrá tanto como yo. Te quiero porque aunque me cueste decirlo y expresar mis sentimientos sabes tan bien como yo que esto no es un capricho de una niña que creyó encontrar a su principe azul en un físico perfecto, sabes que lo nuestro trata mucho más que de eso. Te quiero porque cada día me enseñas algo nuevo. Te quiero porque es imposible no hacerlo. Te quiero porque mi vida sin ti no tiene sentido. Te quiero porque mi felicidad lleva tu nombre. Te quiero porque podría pasarme toda la noche explicádote por qué te quiero

Vivir es fácil si es por ti.

Y es que lo vuelves todo sencillo, haces que parezca fácil sonreír cuando solo quiero llorar, y es que de verdad lo es cuando tú estás ahí, vuelves sencillo el camino, porque me das un motivo por el que avanzar, el mejor motivo. Volviste fácil quererte a pesar de la distancia, al igual que la espera porque ahora sé que todo llega.
Te gustaría aún más mi sonrisa si supieras que las únicas sinceras a lo largo del día son gracias a ti. Porque diez minutos vale, pero es imposible estar más tiempo sin sonreír teniendote en mi vida, me lo pones demasiado fácil, solo con estar ya me pones demasiado fácil ser feliz, quererte, sería imposible no hacerlo,  así que tranquilo no me perderás jamás, me pones demasaido fácil necesitarte en mi vida para siempre.

miércoles, 4 de enero de 2012

miedo

De pequeña me daba miedo caminar sin ir agarrada a la mano de mamá, cuando había muchos coches, ir al cole, las series de más de 13 años, dormir con la luz apagada o sin que papá y mamá me diesen mi beso de buenas noches, cuando mi hermano se metía conmigo, la hora de siesta de mis padres después de comer en la que el silencio reinaba en casa y no sabías que hacer, me daba miedo suspender un examen o que me echasen de clase por hablar, me daba miedo el silencio y también oír ruidos, me daba miedo la piscina y el mar, me daban miedo las discusiones de mamá y papá aunque ni siquiera supiera de que hablaban, también recuerdo que me daba miedo crecer, que algún día tuviese que responsabilizarme de algo más que no fuesen mis muñecas, me daba miedo reconocer mis miedos.

Ahora la verdad mis miedos han cambiado, ahora me encanta caminar sola por la calle, o cruzar en rojo entre los coches, ahora da más miedo volver a casa que ir a clase, me encantan las series de crímenes, necesito dormir siempre con la luz apagada y la puerta cerrada, mientras que de pequeña siempre tenía que dormirme mirando hacia la puerta abierta, y que entrase luz, pero no podía haber sombras porque entonces también tendría miedo, ya no me da miedo lo que mi hermano ni nadie diga sobre mi, aprendí a ignorar los comentarios de la gente, ahora el problema de la hora de la siesta es no poder escuchar música alta, suspender un examen o que me echen de clase ahora me hace gracia, adoro el silencio y el agua del mar y la piscina, las discusiones de papá y mamá... me siguen dando miedo, igual que crecer, igual que las responsabilidades y que reconocer mis miedos.
Desde pequeña siempre tuve miedo de todo aquello que no puedo controlar, de todo aquello que no conozco, miedo al cambio, a que pasen cosas que no quiero que ocurran. 
Quizás por eso ahora tengo miedo a perderte, a mi vida sin ti, a que te canses de mi, a abrir los ojos mañana por la mañana y no verte en mi vida, porque siento que no puedo controlarlo, y no quiero que pase. 
Aunque hay algo a lo que no le tengo miedo y no puedo controlar, quererte, me encanta hacerlo.

248 días sin ti;

Echo de menos tu sonrisa, tus ojos, mi sonrisa al verte y que el hacerlo se me olvidara el resto del mundo, echo de menos tu voz y cuando al hablarme me quedaba mirando tu boca como un gilipollas queriendo besarla. Echo de menos tus chorradas, tus caricias en el pelo. Echo de menos todo de ti. 
TE ECHO DE MENOS.

domingo, 1 de enero de 2012

- ¿Recuerdas que me dijiste que no debía sentirme culpable? ¿que ahora estás más feliz y que me dabas las gracias por haberlo echo?
+ Sí, claro.
- Y yo elegí creérmelo, pero ¿sabes? me sigo sintiendo culpable, sigo sintiendo haber sido egoísta. 

Esta noche en mi sueño me la he pasado abrazada a ti, con tu pecho como almohada, la mejor de las sonrisas en mi cara y tus manos acariciando mi pelo.  
Odio haberme despertado una mañana más abrazada a un hueco vacío.