Eres todo lo que soy y lo que quiero ser.

Páginas vistas en total

martes, 6 de marzo de 2012

Un paseo por la orilla de la playa al atardecer, el sol se escondió, el reloj se paró y ahora solo estamos tú y yo caminando entre la arena con la luna llena en lo alto del cielo. Y de repente todo se detiene, tú agarras mi mano, besas mis labios y por un instante los dos formamos la mejor escena de película que jamás abría soñado, pero eso solo dura unos segundos. Luego el beso se acaba, tú sueltas mi mano y nuestras sonrisas desaparecen al igual que ese sol que se esfuma por el horizonte. Todo se acaba, y volvemos a ser como dos desconocidos caminando uno al lado del otro apenas sin saber por qué.
Solo sé que desde entonces, cada mes ese mismo día, vuelvo a la playa y al atardecer paseo solitaria entre la espuma de la orilla, con la misma canción sonando de fondo en mi mente, esperando que tal vez algún día tú aparezcas a mi lado, me agarres la mano, me des un beso y todo se vuelva a repetir, porque ahora sé que entonces no te dejaría soltar mi mano de nuevo, o no sin decirte que te quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario