Eres todo lo que soy y lo que quiero ser.

Páginas vistas en total

viernes, 23 de septiembre de 2011

Después de más de 45 minutos esperando ese autobús que me llevase a mi casa, del que no sabía más que era el L6, puedo asegurar que estoy capacitada y que tengo datos más que de sobra para poder hacer un estudio de la sociedad.
En todo ese tiempo solo vi a 1 persona que fuese sonriendo y que estuviera sola. áQue sonriesen acompañadas había un par de ellas más.
A más de la mitad de la población le da igual el que llueva y camina sin paraguas. Algunos incluso con el cerrado en la mano
Gran número de ellos caminan ablando por teléfono, haciendo aspavientos y gestos como si la otra persona les estuviera viendo.
La mayoría de las mujeres que llevan unos tacones altos no tienen ni la menor idea de andar con ellos.
4 de cada 20 personas que se ponen en una parada de autobús en realidad lo que esperan es un coche.
Por un lado estan los niños; algunos en patinete, otros con su balon bajo el brazo como uno de sus mayores tesoros, más de la mitad con otro niño al lado, pero y que hay de los que van con sus padres? casi todos van llorando, gritando, dando patadas o intentando llamar la atención de su madre, creyendo que así lograrán algo más que no sea un buen cachete.
Por otro lado los ancianos, la verdad que vi pasar a pocos verdaderos ancianos.
Luego las parejas; parejas de jovenes a los qe se le ve la ilusión en los ojos, que caminan de la mano, matrimonios cansados de rutina que caminan uno al lado del otro, hay maridos incluso que van con el brazo apollado del hombro de su mujer como si de una pared se tratara, de los cuales no sacas ni la mas mínima pizca de ilusión ni pasión en sus miradas.
los hay calvos, otros con ciertos peinados que mejor que estuviesen calvos, los hay bajos y gordos, altos y tambien gordos, bajos y delgados..están los bizcos que no sabes si te miran a ti o al escaparate de la tienda de al lado. Están los pobres, otros que son algo más adinerados. Cada uno tiene un criterio de la moda bastante diferente, hay algunos que no deben saber ni lo que significa la palabra moda, simplemente cubren sus michelines con un trozo de tela.
Pero de lo que más me he dado cuenta es de que me gusta caminar sola por la ciudad, con la música sonando en mis oídos y mis pasos firmes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario