Eres todo lo que soy y lo que quiero ser.

Páginas vistas en total

lunes, 10 de octubre de 2011

Hasta que una sonrisa les tiñó las pestañas.

Paseó las yemas de sus dedos por cada uno de los resquicios de su cuerpo, haciéndola estremecer, llenándose de esencia. Ella juntó los labios, borrando así su lápiz preferido y deseaba con todas sus fuerzas que la besara de una vez. La miró a los ojos y no pudo contenerse, se abalanzó sobre ella y pegó su cuerpo al suyo para poder sentirle más cerca. Mientras sus respiraciones se acelerabas y los besos se volvías más lascivos, se abrazaba a su cintura sin querer separarse, sin querer que eso durara para siempre, simplemente que durara un rato, y que ese rato fuese eterno. Cuando dos gemidos rompieron todo el silencio hecho de susurros, se detuvo lentamente y le besó, poquito a poquito. Hasta que una sonrisa les tiñó las pestañas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario